Sitio señalado para expresar la voz de los Señores Antiguos, cuya sede se encuentra en Arica-Chile.

martes, 22 de enero de 2019

(Re)conversión p. IV

Arica – Chile                                                                                                                                                              09/05/18

Lejos, lejos las vastas aguas anhelan y desesperan. En la levedad de los días gastados, en encrucijadas sin rumbo, en atardeceres difusos, la misericordia se vuelve esquiva y las buenas intenciones naufragan.

El taciturno hombre escudriña la soledad, las tierras gastadas y los momentos furtivos. Espera, silencioso, el tiempo de la siega. Lejos, fulgores difusos anuncian el retorno de otro Señor. La levedad se resquebraja y los tiempos se olvidan.

Un invierno eterno tal vez se pronuncie. Fulgores difusos y anhelos torcidos quizá surjan más allá de Finis Terrae. O tal vez se repita lo que nadie recuerda.

Krakatoa explica la ira desatada, el equilibrio justo, lo que la humanidad cosecha. El retorno de los Antiguos es evidente y verdadero. Regresan para resarcir valores desgajados y verdades intrincadas.

El taciturno hombre se explaya en un lejano litoral, y en silenciosa calma emprende el viaje. Es presto lo venidero, el ajuste sistémico de la megaprocesadora de sucesos sincrónicos, para evidenciar otro 21:1 y algo más.

Las Señores de los Elementos regresan, siguiendo sendas y senderos en el aquí y en el ahora. Es dable porque es menester, y es menester para que se verifique lo ya escrito.

La última Tierra extiende sus más elevados anhelos. Los programas que enlazan Tierras y Tiempos se validan, impidiendo la inserción de valores –1 en el sistema.

El taciturno hombre observa el firmamento resplandeciente. Los vientos se arremolinan, las aguas se ofuscan, la tierra se desgaja, el fuego prevalece y la (Re)conversión se explaya.

Extensión silente, verdades en la penumbra, valores restablecidos y un joven extraviado. La levedad fulgura, y regresan voces que ayer extraviaron.

Es lo prioritario, lo verdadero, lo que impulsa el servicio. Volveos testigos de lo venidero. Mirad lejos, muy lejos. Mirad más allá de las profundas aguas, más allá de los interminables desiertos. De Finis Terrae provendrá el alfa y el omega.

Existen verdades atadas a un tiempo o un momento. Rescatadlas para que prosiga vuestra travesía.

Id a otras Tierras y Tiempos. Rescatad un anhelo, una verdad y una travesía. El taciturno hombre aguarda en la lejanía, y su Tiempo se marca en 1950.

Seguid porque es anhelo y encomienda.

Sin más deciros, J 25 A.


lunes, 21 de enero de 2019

(Re)conversión p. III

Arica – Chile                                                                                                                                                              18/04/18

Permanecen a la vera del sendero, en Tierras alternas, en los límites difusos de la existencia. Extraviados, silentes, aguardan a los que son de su linaje. En lindes subyugados, en márgenes pretéritos, en amaneceres sin luz, esperan que las sendas se enlacen y las historias concluyan.

Tareas inconclusas, olvidadas sin más, desgajadas por egos y anhelos mezquinos. Travesías extraviadas en el Tiempo, axis que anhelan a los servidores y senderos que se olvidan.

Prosiguen las misiones, anhelan las otras Tierras, musitan en lo lejano los Señores Antiguos. Presto esperan otras travesías, otras sendas y otros amaneceres. De esta manera se establecerá la secuencia definitiva para la Geo-Navegacion.

Los arcos o senderos entre coexistencias son más evidentes y tangibles en este Tiempo. Muchos anhelan que el libre tránsito se concrete. Es menester lograr la evasión. Es prioritario que los exiliados vuelvan a sus Tiempos y Tierras.

Retornaré a mi Tiempo y Tierra. Regresaré al amanecer de los Tiempos, para sembrar otras Tierras y existencias. Soy un Sembrador, gestor de ideales y anhelos. Un tejedor de variables, verdades y vivencias, que se extiende en todas las Tierras que requieren ayuda. Retornaré porque otras travesías me aguardan, otras Tierras me anhelan y otras multiprogramas finitos me invocan. Regresaré a un antes que también es después.”

Regresan, mas una multitud todavía espera en los límites difusos, en los Tiempos alterados, en las Tierras gastadas, en los ayeres y mañanas.

Intrincado mecanismo sistémico que enlaza Tierras, Tiempos y Coexistencias. Laberinto forjado para eludir a Los Lejanos, que expresa fulgores y reflejos difusos y extraviados. De esta manera el sistema protege las Tierras verdaderas y evita la inserción de valores lejanos a vuestro Linaje.

Esperan, todavía esperan que vuestra misión retoméis, para que los axis se manifiesten en toda su plenitud.

Decidid, pues las sendas confluyen y los Señores regresan.

Las Tareas se señalaron tiempo atrás. Decidid qué Tierra y Tiempo surcar, para limitar los errores y olvidos.

Seguid; porque es prioritario, porque aciagos Tiempos se avecinan, porque vuestra alma presiente y consiente lo verdadero, lo que enaltece, lo que la levedad desgarra.

Así es y no hay más explicación ni consejo. Seguid y seguid.

Sin más deciros, J 25 A.


domingo, 20 de enero de 2019

De Otros Señores p. X

Arica – Chile                                                                                                                                                              15/03/13

Me yergo tal efigie antigua e invoco a los Otros, y la penumbra y el silencio me envuelven.

Es el tiempo justo. Es el tiempo del regreso. El tiempo del recuerdo.

La Tierra espera mi llegada. Mi voz resuena en todo sitio o lugar, sin importar la lejanía. Es el clamor de la Tierra que pulsa en mi alma. Es el regreso de lo justo, de lo que estabiliza las tierras desfasadas.

Extiendo mis brazos, y el silencio me abarca.

Me vuelvo Alma de la Tierra, voz de los vientos y aliento de todas las aguas. Pulso en el crepitar de la fogata, en el fragor del volcán. Mi linaje existe y persiste para trazar los anhelos de la Tierra.

Hoy es el Solsticio, y la Tierra invoca mi alma. Me vuelvo su sombra y expreso sus anhelos. Soy todo y más: savia, sangre y destierro; olvido, verdad y recuerdo; alma, sentencia y sendero; brizna mustia y firmamento estelar; mujer, hombre y algo más.

Momento en que la tierra se vuelve mortal y tangible, para apreciar la levedad de los días.

Fusión perfecta entre lo elevado y la levedad. De esta manera senderos disimiles confluyen y la trascendencia se expresa sin límites.

Este escrito no se ha velado, ya que es menester su justo entendimiento. Todo refleja y expresa el Alma de la Tierra. Todo es voz de aquella que Susurra Lejos.

De esta manera, podéis sentir y presentir lo que experimenta la Tierra. Quizá sintáis su extensa Sabiduría. Tal vez develéis su esencia, profundamente ligada al sendero de los Hombres Inmensos.


Si un multiprograma evade la materialidad y rehúsa los juegos del extravío, un Hombre Inmenso se vuelve. Si un Hombre Inmenso solamente anhela la inmensidad, el desarraigo y la verdad, se vuelve pronto Señor del Axis y vestidura de las venideras Tierras.

Una verdad se expresa, y la mujer se vuelve bruma, quietud e inmensidad luego que termina el Solsticio. Idéntica misión realizaréis cuando se hagan evidentes los Equinoccios y Solsticios.

Solsticio que es sincronía y Equinoccio que es armonía. Proseguid el sendero que solamente transitan los Señores que son de esta Tierra.

Sin más deciros, J 25 A.


viernes, 18 de enero de 2019

Otros Tiempos p. IX

Arica – Chile                                                                                                                                                              09/09/16

Eternidad que pulsa, levedad que trasciende, vector inverso, Tierras y Tiempos que se extienden para expresar una verdad y una leyenda.

Traza un valor y posibilidades confluyen, versiones y verdades se explayan en otros momentos y Tiempos. La levedad se tuerce similar a pergamino antiguo. Se proyecta una versión, una misión o una leyenda para promover otro 21:1 y algo más.

Detrás de la vetusta casona, lejos del mundanal ruido, otros senderos se extienden, para testimoniar otro Tiempo y/o Tierra.

El viajero, el tejedor de realidades, el hacedor de misterios, el que presiente y se extiende, se vuelve levedad, anhelos y misiones. El viajero, el que surca los Tiempos, traza un misterio lejos y próximo a la gastada casona. El viajero, el que redacta motivos y vidas, vuelve al ayer que es ahora, para procurar que las Tierras sean más verdaderas.

2025 lo determina mas no lo aprisiona. Yace en otros momentos y Tiempos. Adrede se extravía en un Tiempo espaciado para reescribir momentos señalados. Se sitúa en un ayer que es ahora para presentir un mañana que también es ahora.

Traza almas, teje misterios, invoca leyendas y verdades que persisten en Tiempos espaciados. Se explaya en 1905, 1925, 1945, 1965, 1985 y en el 2005, pero persiste por siempre en el 2025.

Un monje se anhela en 1905, una mujer traza su verdad en 1925 y un joven recuerda a Lili Marleen en 1945. Muertos, olvidados, mas no extraviados, se presienten y sienten en el aquí y en el ahora, en septiembre y en el Tiempo de las Expectativas.

Un invidente aguarda en 1965. Otros se presienten en 1985 y en el 2005. Pronto se sabrá más de su verdad y legado.

Trazarán su legado, redactarán su verdad, presentirán lo venidero. Expondrán otro valor sistémico en los Tiempos espaciados, para elevar o suprimir algunos programas o situaciones.

Detrás de la vetusta casona, aguarda el viajero, que es un Eternauta, savia antigua y voz de los Cronósticos.

– Tierras y Tiempos, confluyan. Tierras y Tiempos, alíense. Tierras y Tiempos, expresen lo que la sangre presiente. Tierras y Tiempos, manifiesten lo que del alma proviene.

Una leve vibración, un pulso tal vez, un anhelo quizá, reescribirán las aciagas y cruentas leyendas.

Extensa vibración mas mínima si se presiente y siente el 2024. El viajero se limita en el 2025 y expone otro 27 arc.

1971, 1998 y 2025 determinan la Sentencia de esta Tierra. 27 arc que influyen y limitan. Tierras, Tiempos y Almas confluyen para enlazar eventos y situaciones. El evento en los Tiempos Disimiles sigue octavas temporales: 2000, 2008, 2016 y 2024. Huara designa un paralelo y un meridiano, prioritarios para la Geo-Navegación.

Realizad la aritmética necesaria para develar lo que aquí se esconde.

Sin más deciros, J 25 A.



jueves, 17 de enero de 2019

Otros Tiempos p. VIII

Arica – Chile                                                                                                                                                              02/09/16
         
Paralelo 42 Sur, 1971.

Antes, antes y muy antes, otros Señores surcaban las sendas tortuosas y las olvidadas Tierras. Antes que el biotesela geo-editara las diversas vertientes existenciales, otras Sentencias la levedad gestaban. Antes, muy antes y no luego, otros valores las tierras expropiaban, para preservar los antiguos Preceptos.

Un Fulgor vibra en la inmensidad, y almas y verdades se olvidan. El olvido se extiende para elevar o suprimir una existencia o un meta-programa. Mas algunas almas no olvidan, porque no es dable. Restablecen y resguardan el sistema operativo de la matrix ampliada, y así la existencia no se tuerce ni desgarra.

Almas que no olvidan aunque lo anhelen. Almas que la inmensidad no desgarra. Almas que se presienten en el aquí y en el ahora, mas activas en todos los Tiempos. Almas que se trazan en muchas Tierras, que forjan los venideros sucesos geo-sincrónicos, que explican y aplican los paradigmas existenciales de una humanidad más verdadera y solidaria.

No olvidan porque le es vedado. Testigos que exponen valores, variables y verdades en un Tiempo señalado. Primigenias en el Tiempo, insertas en paradigmas gestacionales, que trazan y se trazan en las Tierras difusas.

Redactarán el Tiempo de la Siega y la verdad sobre los Dioses Olvidados.

Testigos que no olvidan, que lideran una (R)evolución silenciosa, que trazan 32 y más senderos en Tierras y Tiempos espaciados.

Un llamado vibra en la inmensidad, un anhelo se recuerda, una verdad se presiente y una señal se extravía más allá del Atlántico Sur.

Trazo en el Atlántico Sur que indica que el 21:1 está próximo. Por tanto, los Testigos volverán sin prisa mas sin dilación.

Un alma anhela su historia, traza su verdad, presiente su tarea, se cobija en la inmensidad, se vuelve Testigo y factor dinámico de lo que vendrá.

Alma que surca Tiempos y Tierras espaciadas para forjar lo que a la humanidad salvará.

América del Sur, 2025.

Almas entrelazadas, presiento vuestra verdad. Me inquieto mas no desespero. Regresarán en el justo momento para finalizar la travesía. Las invoco, las presiento. En el porvenir anhelo, en el 21:1 me defino y en la inmensidad me diluyo.

Almas pretéritas, las invoco. Ayúdenme a olvidar o recordar, expandir o menguar, rescatar o exiliar. En muchos ayeres me extravío, en diversos Tiempos me sitúo, para preservar los instantes primigenios.

1905, 1925, 1945, 1965, 1985, 2005 me invocan y expresan. Un testigo soy en los ayeres, en los ahoras, en los porvenires, en las Tierras que se olvidan o recuerdan.”

“Un hombre surca muchos senderos mas ninguno lo limita. Un alma se extravía en muchos Tiempos mas ninguno la determina. El Testigo existe en el año 2025, lejano y próximo a la inmensidad.

Sin más deciros, J 25 A.


miércoles, 16 de enero de 2019

Más Allá de las Tierras p. XII

Arica – Chile                                                                                                                                                              09/01/15

Se redacta una historia, termina lo inconcluso, la verdad ya no se olvida y el Tiempo vuelve a su origen.

El 2013 no se olvida porque resguarda una verdad. El 2013 se expresa en el 20:13 (1). Insoslayable verdad que anhelan aquellos que son más que nosotros.

Luego que termine el Tiempo asignado, la Travesía de los Señores Antiguos será manifiesta.

Retornan los Señores Antiguos y las verdades ineludibles, para trazar algo, tachar algo, recordar algo u olvidar algo. Vuelven sin Linaje quizá, pero excelsos en anhelos. Regresan a un justo Tiempo y a un precisa Tierra. El 2013 los traza mas no los define en su totalidad.

Yggdrasil se extravía mas no se olvida. Todavía mantiene a raya a Fenrir, para evitar un pronto y aciago 21:1.

Regresa la Sabiduría entregada en Tareas anteriores. Todo encaja, todo se conjura. Ecuador traza su verdad en tierras pretéritas, en gélidos territorios. Bolivia es valor insoslayable, que señala el imborrable Sendero de los Dioses Caídos. Chile se presiente y vuestra Alma limita.

Llegan otras Almas, otras Sentencias, otras Simientes, para evadir una tristeza o expresar otra leyenda.

El Teseracto se rearma. El Teseracto no se olvida, pues vuelven aquellos que quedaron rezagados. Dante, Beatriz, Krabat y Moebius regresan. Vectores, valores y vértices que señalan vuestro sendero. No se olvidan ni disgregan. Todavía aguardan en la Penumbra vuestro regreso.

La trama se expande, mas también se retiene. Un trazo, una línea, un valor, un recuerdo, etc. Todo es necesario para concluir el Sendero de los Dioses Olvidados.

Ecuador aún persiste. El Señor que vigila en el Centeno aguarda en Chile. Bolivia invoca a todos los que se extraviaron.

Un Faro antiguo señala Finis Terrae, la cual espera, olvidada y lejana, el final de los Tiempos. Fulgor mortecino que se alzará más allá del 21:1.

La extensa visión se expondrá pronto, si se requiere vuestra participación. En el momento justo sabréis.

Los Antiguos retornan a sus Tiempos, Tierras y Existencias. Tal vez surquen las gélidas Tierras (2) que a Elal extraviaron. Quizá tracen memorias en Tierras que todavía no existen. Posiblemente se hagan presentes en Tierras del Medioevo, para combatir Dragones, Hechiceros y Señores.

Regresan los Exiliados, los Fulgores Externos, ya que los sistemas confluyen y las verdades se alían.

Inmerso en todos los Tiempos, anhelando las Tierras que se extraviaron, lejano a todos. Mas es momento de emprender el regreso.

Esperando entre lo que ha sido y lo que será, re-creando Tiempos, Tierras y Existencias olvidadas.

Extraviado, mas no olvidado. Rendido, mas no vencido. Entrelazado, mas no inconcluso. Evidente, mas no tanto.

Un vértice en su justa Co-ordenada, y convergerán los eternos senderos.

Sin más deciros, J 25 A.

(1) Véase Apocalipsis 20:13.
J 25 A             15/02/19

(2) Rodinia (del ruso родина, Ródina, Patria).
J 25 A             06/02/13


lunes, 14 de enero de 2019

Más Allá de los Señores p. XII

Arica – Chile                                                                                                                                                              10/04/15

Otras verdades surgen y se explayan otros relatos, que os aproximan más a vuestra causa primera.

1935. Lugar lejano a todo, pueblito quebrado, miseria extrema, anhelos desgarrados, jóvenes sin rumbo y senderos que se entrelazan. Una historia se expresa y se abisma un Tiempo.

Huérfanos de la Primera Guerra, sin metas fijas, extraviados en noches de juerga, anhelando solamente una muerte digna.

Luego de una noche de juerga - cigarros gastados, comida recalentada y tragos desleídos - , marcho a mi cita furtiva.

Callejón sinuoso, extraño presentimiento, luz incandescente, voces que no son voces. Mi mirada se pierde en la vastedad, inquieta, anhelante. Una sombra que no es humana. Brisa suave, avenida vacía, voz quebrada y lejana.

– No olvides, no olvides.

1945. Transito otra vereda, vestido a otra usanza, mascullando otras palabras, inmerso en otro Tiempo.

Me extiendo similar a lluvia leve. Recorro parajes jamás vistos, anhelando algo, expresando algo, invocando algo.

El mismo valor, mas no atrapado por el devenir del Tiempo. Joven por siempre, sin mácula, observando un mundo nuevo y expectante.

Un hombre extenso soy. Otro señor demarca mis actos. Fulgor extraviado en un Tiempo lejano y explícito.

De vez en cuando una luz incandescente me envuelve, y otros tiempos recuerdo: un callejón sinuoso, un bar de mala muerte, una apuesta estúpida, una servilleta sucia, el número de una habitación, seres grises o azulados que se extienden, tuercen y olvidan.

1950. No soy un Primortal mas algo similar. Tal vez un Testigo, un Observador, un Ejecutor, un Ojo que Todo escudriña, un hombre común.

1960. Algunas veces la melancolía me embarga, y vuelvo al pueblito que me vio nacer. Nadie me espera porque nadie me recuerda. Lápida tras lápida, surge el recuerdo de mis seres queridos.

Pueblito atrapado en un tiempo invertido, que subsiste por antiguos designios. Fulgores aguardan a lo lejos, esperando o anhelando algo que no comprendo. El firmamento se desgarra, y surco un tiempo distinto.

2015. Es tan largo el exilio y tan triste la soledad. Por doquier vago, anhelando a los Fulgores que no son fulgores. Exijo la verdad aunque sea torcida.

Joven por siempre, sin rastros de vejez, atrapado en los 25, que surca Tierras y Tiempos espaciados, que redacta verdades e historias inéditas. Tejiendo un mundo mejor, para luego surgir en otro Tiempo.

2025. Misión importante, cuya profundidad me es extraña. De vez en cuando me pregunto quiénes son los que mi sendero trazan, mas sólo el viento responde mis palabras. Quizá no es dable internarse en lo desconocido. Tal vez el anonimato evita que sus obras se extravíen. No sé, y creo que nunca lo sabré.

Pero a pesar de todo, soy un hombre profundamente agradecido. Agradezco la inmortalidad, las tristezas y la Visión que me han brindado. Quizá prevalezca hasta el fin de los Tiempos o me extinga en un próximo amanecer.

Puerto extraviado aguarda. Regresaréis a los Orígenes. El lazo que os une jamás se romperá. Debéis enfocaros en vuestras misiones y no en seguir voces ajenas.

Sin más deciros, J 25 A.


sábado, 12 de enero de 2019

Otros Tiempos p. VII

Arica – Chile                                                                                                                                                              29/07/16

Vuelven y se expresan, trazan líneas y senderos en Tierras y Tiempos espaciados. Reflejos en anhelos gastados, verdades en la mediocridad, trazos indelebles en libros ajados.

Transito la levedad, atento a mis anhelos, trazando senderos en un Por-Venir disperso.

Regreso a una Tierra que mengua, para exponer otros paradigmas existenciales, trazar otro Tiempo y redactar otra Memoria.

Me olvidé Tiempo atrás, mas es pasado. Exiliado en la soledad, peregrino en Tierra extraña, señor de otras existencias y Tierras, valor solitario que surca lejanas geo-cronografías. Expandido, extenso y lejano; pero siempre íntegro.

Valores, vectores y visiones expreso, para situarme en el aquí y en el ahora. Lejano a todo mas inmerso en la Totalidad. Lejano mas íntegro. Nada me limita. Ninguna verdad me atrapa. Nada me vuelve relativo.

La Totalidad me expresa. Linaje y familia son vanos signos que trazan una vida limitada y vacía. Íntegro y lejano mas evidente en el aquí y en el ahora.

Regreso a una Tierra que mengua, siguiendo el consejo de Antiguos Señores. Sentencias que trazan mi sendero, que liberan y no aprisionan.

A veces regreso a mi vida y surco las callejuelas gastadas. Me vuelvo levedad en un Tiempo espaciado, un pensamiento inestable, una memoria fragmentada, un valor primigenio, un sentido excelso. Leve hombre que surca la levedad de las horas torcidas.

– ¿Eres tú? ¿Realmente eres tú? ¡Imposible! Desapareciste, y te dimos por muerto. Eres otro mas el mismo. ¿Quién eres? ¿Quién realmente eres? ¿Un espectro extraviado en la materialidad? ¿Un anhelo vacío? ¿Una verdad tan detestable que muchos soslayan? ¿Eres tú realmente? ¿La persona que una vez salvó mi vida, la que luchaba por un mundo mejor? Treinta años no pasan en vano; pero tú, amigo, estás igual, sin signos de vejez o tedio. ¿Dónde estuviste? ¿Qué te sucedió? Explica, por favor. Mi alma se resquebraja sin misericordia al no recibir respuesta certera. Mucho tiempo te buscamos, sin ningún resultado. Todas las noches dejábamos los fanales encendidos para que pudieras hallar el sendero de regreso. Mas todo fue en vano. Muchos se dieron por vencido, pero yo siempre tuve la convicción de que regresarías algún día. Has regresado, mas no eres el mismo. Eres otro, otro distinto: un joven que surca esta solitaria avenida, inmerso en un Tiempo que ya no existe. Cuéntame qué te sucedió. Por favor, termina con esta incertidumbre.

De vez en cuando regreso a mi limitada vida para atestiguar que no existe el Tiempo y que las Tierras son innumerables.

– Pronto partiré. Mi tiempo termina. Me extenderé similar a Hombre de Vitruvio. El viento llevará mi alma, y seré Sentencia, verdad y valor en otra Tierra y Tiempo.

– Lo vimos partir una tarde de junio somnoliento. Tomó su equipaje y partió con rumbo desconocido. Una carta sin remitente fue su último legado.

– Encontraron sus restos en un antiguo bosque patagónico. La mochila lejos, la carpa ajada, la ropa dispersa y una bitácora húmeda y gastada. Todavía se investiga el caso.

– No es el mismo, el que nos alegraba la vida. Es otro hombre sin lugar a dudas. Habla y escribe de manera distinta. Es otro pero es el mismo. ¿Quién rayos eres?

– El mismo pero otro.

Tengo una hija, lo aseguro. Tan hermosa que la luz eclipsa. Sin embargo, la gente que me rodea niega su existencia. Me tachan de insulso, estúpido y desequilibrado.

Mi mujer me dice que el trabajo, la rutina, el hastío desequilibraron mi alma. Me aconseja que vaya a un especialista para que trate mis males. ¡Falacias! La recuerdo y, por tanto, existe. La llevaba de paseo al parque Central todos los domingos. Una vez al mes íbamos a la playa, aunque hiciera mal tiempo o mi mujer no quisiera. De vez en cuando, y si la situación lo permitía, le leía sus cuentos favoritos: El Lobo Centinela, La Bruja del Tiempo Invertido, los Jóvenes que transformaron el Mundo Quebrado, etc. Existe, y todo lo demás es mentira. Existe, quizá en otra Tierra o Tiempo, tal vez en un momento intermedio. Existe, y no hay discusión.

Mis otros Yo a veces surcan otras Tierras y Tiempos y trazan tareas, verdades y eventos diversos. Múltiple me defino. Extenso me limito. En la Totalidad me expreso y en el Alma de la Tierra persisto.

1965, 1985 y 2005 limitan expresiones meta-matemáticas, que expondrán verdades en otros Tiempos y Tierras.

1905, 1925, 1945, 1965, 1985 y 2005 trazan un valor en Tiempos y Tierras espaciadas.

Presiento un Tiempo verdadero y una Tierra explícita. Prevalecerá la sincronía y surgirá un mundo menos virtual y más solidario.

La fecha es la indicada y se explica en otros Tiempos mas se expande en el ahora. 20 años en curso para que la soledad no prevalezca, las almas se enlacen y la verdad los Tiempos espaciados y lejanos desgarre.


Sin más deciros, J 25 A.

viernes, 11 de enero de 2019

(Re)conversión p. II

Arica – Chile                                                                                                                                                              04/04/18

No olvidéis lo sagrado, el compromiso que se extendió en otro atardecer. Las verdades se soslayan mas jamás se olvidan. La levedad se resquebraja si os extraviáis en banalidades y senderos sin salida.

¡Despertad! Alzaos sobre la levedad que atrapa y extravía. Evidenciad tareas y travesías inconclusas. Un tiempo es Tiempo si así se dispone, mas el olvido es extenso si se rehúyen los compromisos.

Se aproximan eventos que os exigirán mayor compromiso y entereza. Alzad el vuelo. Remontad las vicisitudes que devienen de la rutina. Volved al sendero trazado hace milenios, a las Tierras Imperecederas. Surgid del hastío que a ningún sendero lleva. Esperad los momentos, fraguad otros anhelos, trazad otros Tiempos, gestad las venideras Tierras. Lo que ha sido también será, mas de otra amplitud y sistema. No se extravía nada, porque la verdad siempre permanece.

La verdad es vuestra si decidís continuar o no. Seguir o no seguir es dilema y decisión, que os llevará a otras Tierras, Tiempos y sistemas.

La verdad reposa en lo profundo de vuestra alma. Emergerá si se invoca con anhelo y buena intención. Es así y no existe más explicación.

1976 se extiende. Tiempo que existe mas no existe. Levedad desgarrada. Jóvenes que presienten otros Tiempos. Inmersos en un Tiempo prestado, anhelando a los que vendrán.

Tiempo en un Tiempo. Verdad que se explaya. Vosotros y los otros surcando otros ahoras en otros Tiempos. Lisboa se traza en 1976, para evitar los Tiempos aciagos.

¿Qué viene ahora? Viene algo que desgajará Tiempos y Tierras, que expondrá la miseria humana. Una relatividad inversa. Clamor ensordecedor, tristeza insondable, exilio eterno y mísero olvido.

Id a 1976 pues algo se precisa, traza y define. En un atardecer sesgado, una verdad reposa y otro Tiempo se gesta.

Existís en muchos Tiempos y Tierras, porque vuestra alma es atemporal e impersonal. La verdad que os alienta existe en el ahora y en otro tiempo que también es ahora.

Id a 1976, y veréis lo que se traza más allá de los 42 senderos. Id para volver y presentir. El 21:1 cada vez se hace es más evidente y certero.

Seguid y presentid en todos los ahora, así otros Tiempos, verdades y Tierras se manifestarán. Es lo encomendado y no hay más.

Todo comienza a encajar, y así se manifiesta la (re)conversión. El llamado, la voz antigua, existe y se presiente en todos los aquí y en todos los ahoras.

Llamado que respondisteis en vuestra infancia y que recordaréis en el ahora. Es simple y no hay más.

Sin más deciros, J 25 A.


jueves, 10 de enero de 2019

(Re)conversión p. I

Arica – Chile                                                                                                                                                              28/03/18

He surcado la extensa soledad, trazado anhelos y travesías, exiliado en un justo Tiempo, para expandir lo que es dable.

Intensos fragores, senderos interminables, la soledad más extrema, valles resquebrajados y un anhelo que se extravía más allá de los ventisqueros.

Fulgores que son Señores, verdades que cristalizan, frialdad que no ceja y una historia que se teje.

Ha terminado el Dominio extremo. Otros linajes surcarán las gélidas Tierras, otras verdades se plasmarán más allá de los fiordos y estepas. Ha terminado el Tiempo de los Gélidos Señores. Su historia será olvidada tal suspiro de ángel.

Es el Tiempo de los Venideros, los cuales plasmarán otros senderos. Elal los expresa. Elal traza lo que la Tierra requiere.

Lejanos, olvidados, sumidos en un letargo milenario, los Gélidos Señores aguardan. Inmersos en Tierras Intermedias, en anhelos difusos, en verdades a medias, ellos permanecen. La fría soledad no es pretexto ni consecuencia. Lo valedero se plasma porque es menester y consuelo.

Recuerdo otros Tiempos, vías y senderos. Inmerso en el extravío, me apresto a evadir lo venidero. La Soledad no es olvido. La Frialdad extrema no es castigo. Otros llegarán porque así es menester. Mas cuando se olviden o extravíen, sin aspavientos volveremos.

Luego del amanecer la oscuridad se insolenta. Luego del extravío la levedad regresa. Luego que un linaje se extingue, otro sin prisa surge.

Elal, alzad el vuelo. Regresad y olvidad. La verdad se explaya para elevar todas y ninguna Tierra.

Escarcha extrema, ventisqueros inversos y una verdad que se disgrega. Mas los bionautas, los tejedores de ilusiones, saben con certeza que el 21:1 se dibuja y desdibuja en frías e insondables Tierras.

Elevaos del polvo. Dejad el olvido. Trazad otros derroteros y travesías. No abandonéis vuestros anhelos. Trazad lo que vuestra alma determina, para que no sea aciago lo venidero. Recordad que lo torcido se destuerce, lo olvidado se recuerda y lo separado se alía.”

Elías todavía espera en la soledad de Chacaltaya. Axis que traza a Señores que son más extensos que el olvido.

Los viajes volverán si es dable. El alma grupal debe cohesionarse firmemente, para evidenciar las vastas obras que el mundo requiere.

Seguid y seguid, aliados mas no olvidados. Liaréis lo que ha sido con lo que será.

Sin más deciros, J 25 A.