Sitio señalado para expresar la voz de los Señores Antiguos, cuya sede se encuentra en Arica-Chile.

martes, 28 de octubre de 2014

Melancolía p. XII

Arica – Chile                                                                                                                                                              15/12/11

Transita leve, traza la soledad sin razón justa. Lejos, vagos pesares se extienden y no vuelven. Una súplica, una plegaria, un olvido se recuerdan.

Extraviado en Tierras que han sido, son y serán. Inmerso en la sangre y en anhelos vacíos. Desgarrado, inconcluso, quebrado y sin patria.

Intenta recordar algo. Intenta omitir algo. Avanza y medita. Medita y regresa. Memorias gastadas y anhelos vacíos surcan su mente turbada. Avanza y regresa. Medita y se extravía.

Extraviado en Tierras gastadas, inmerso en Tiempos caducos, anhelando un sentido y una súplica quebrada. Quizá una voz antigua, un jirón en la memoria o algo, algo que lo haga recordar o quizá omitir.

Vagos pesares surcan la noche. Jirones y retazos trazan una lúgubre escena. Un susurro quizá, un lamento quizá o un llanto quizá.

Jirones y retazos se vuelven siluetas y personas. Melancolía vuelve. Una senda traza toda la extensión. Y una existencia se revela.

Un Tiempo, una verdad, una tarde y una tragedia trazan una lúgubre escena.

– ¡Dios mío! Más razón y menos olvido.

Vuelve al ayer para entender su presente. La horca, un paraje sombrío, su injusta muerte, los testigos que mienten, su mujer abatida a más no poder, un asesinato que no cometió, intereses ajenos, una recompensa y una mujer que guarda silencio.

Momento y muerte. Temor, ahogo y tristeza. Vida inconclusa. Un amor incompleto y la honda tristeza de sus hijos.

Lo vive, lo asimila, lo vitaliza y lo redime… Ahora podrá irse en paz.

Amanece. Se vuelve un vago anhelo, un jirón en la memoria, una rasgadura en el Tiempo, un tragedia terminada y una voz en la historia.

Vosotros también surcáis aquellas Tierras. Trazáis travesías en lejanos y gastados senderos.

A vuestra verdad regresaréis, si otros Señores os anhelan. Volveréis en el justo momento, mas no antes ni antes que antes.

Extraño es lo que aquí expresamos, porque insólitos eventos han sucedido. Quizá jamás seáis los mismos, quizá os volváis otros y más, quizá regreséis a vuestro origen sin ninguna explicación o quizá no exista un «quizá».

Hay mucho que explicar y mínimo Tiempo. Verdades que trataremos en venideros mensajes. Vuestra melancolía se traza ahora, antes y no mañana. Sin embargo, ni antes ni mañana existen.

Sin más deciros, J 25 A.



No hay comentarios: