Sitio señalado para expresar la voz de los Señores Antiguos, cuya sede se encuentra en Arica-Chile.

sábado, 7 de agosto de 2010

Finis Terrae p. XIII

Arica – Chile                                                                                                                                                              07/02/10

Leve y silente aguarda la extensión salobre y arcana, anhelando el regreso de aquellos que se olvidaron.

Se volvieron breves sombras y confusas palabras, para evadir las eras de sangre y de espada, de dominio y de esclavitud, de senderos sin sentido y de encrucijadas extraviadas.

Sólo sus letanías se oyen de vez en cuando, y es cuando el viento es más salobre y las aguas más amargas.

Sin embargo, es verdadero su regreso. Volverán a trazar senderos y encrucijadas entre las diversas e infinitas tierras.

Así es vuestra misión este tiempo confuso y extremo. Trazaréis senderos y líneas entre eras y tierras, entre olvidos y añoranzas, entre lo que existe y lo que nunca lo hará.

Trazos sin sentido, sin vértices evidentes, sin valores designados, quizá os parezcan. Sin embargo, es Dante que se abisma y es Moebius que se expresa. Valor en el cual Beatriz os guiará y que Virgilio conoce a cabalidad.

Tened presente que son líneas curvas que se vuelven una cuando los ciclos se lían. Así tan arcanas no son nuestras frases y palabras, pues todo un justo significado tiene. Aunque quizá os extraviéis, mas no será por toda la eternidad.

Serpientes sombrías y libélulas oscuras trazarán senderos y vías individuales. Sin embargo, Moebius vuestro viaje limitará y Dante el sentido expresará.

Así los senderos después de la salobre y arcana extensión serán 1:2. Se separarán en valor mas no en evidencia. Por tanto, las vías serán más extensas y más difíciles de rastrear.

Y el viento salino a sombras de libélulas a elevadas tierras llevará. El sendero de los Dioses Olvidados será inverso y segmentado. Sin embargo, son sólo sombras de lo verdadero.

– Sica Sica → Viacha: Sólo letanías de un extraño Señor.

– Guaqui → Tiwanaku: Sólo tierras y templos olvidados.

– Tiwanaku → Samaipata: Sólo aliento inverso y extenso.

Aliento que se esfumará en Oruro, cuando vuestras sendas se crucen.

Y las sombras de serpientes otras tierras surcarán. Tierras que el tiempo y la verdad han extraviado.

– Sucre → Inkallajta: Sólo susurros de Antiguos Señores Líticos.

– Mizque → Samaipata: Sólo leves recuerdos del Futuro Pasado.

– Samaipata → Tiwanaku: Sólo la expresión de senderos olvidados.

Y Samaipata volverá a fusionarse con Tiwanaku, y en Oruro el Aliento se esfumará.

Así son los trazos y las líneas que expresarán en demasía los tiempos y las tierras. Senderos que volverán a surcar los Dioses Olvidados.

Una antigua leyenda cuenta que cuando los Señores Antiguos regresen el tiempo del fin será evidente ¿Cuándo acaecerá aquel evento? Solamente vosotros contestar esa interrogante podréis.

El faro que luz oscura proyecta os aguarda en la lejanía; y Finis Terrae concluye. Termina mas jamás se olvida.

Virgilio termina el escrito, David se asombra de su contenido y Beatriz tiene fe en sus letras y frases. Dante y Moebius se han vuelto uno. Y el viaje os aguarda, bionautas.

Sin más deciros, J 25 A.
 

No hay comentarios: