Sitio señalado para expresar la voz de los Señores Antiguos, cuya sede se encuentra en Arica-Chile.

miércoles, 27 de enero de 2016

Otras Memorias p. II

Arica – Chile                                                                                                                                                              25/11/15
  
Historia antigua, temple máximo, tierras devastadas, un sendero torcido pero expreso. Algo se aprende en el amanecer, algo se anhela en el ayer y una verdad se traza para evadir las ausencias.

Heme aquí triste y solitario anhelando a los de mi Tribu. Extraviados quizá, olvidados tal vez, dispersos posiblemente. Los anhelo en demasía. Necesito su aliento para expandir mi mirada.

Procuré por todos los medios posibles regresar a mi Tribu. Mas mis anhelos se esfumaron tal brisa veraniega. Lejanos, extraviados y ausentes mis hermanos permanecieron.

Lo sé, lo sé a cabalidad; yo los dejé. Preferí seguir otros Señores, abrazar otras creencias, inmiscuirme en otras batallas, olvidando mi verdadero anhelo.

Nací, surgí en la materialidad para expresar un anhelo profundo, una voz íntegra, una sinfonía grandiosa, una verdad incólume. Mas preferí seguir lo relativo, lo mezquino, lo que al simple humano engrandece, para experimentar la vida extensa y sin trabas.

Obvié las Enseñanzas Sagradas, negué los Preceptos Antiguos, me alcé sobre la mediocridad, expuse mis anhelos y mis ideales torcí.

Los que provienen de otras Tierras o Tiempos, presienten su verdad y legado. Una luz los define, una señal los atraviesa, un llamado los activa.

Soy un Externo que surca Tiempos espaciados y Tierras gastadas. Limitado por la materialidad. Más extenso que mis palabras. Designado para promover los valores de la meta-cultura geo-biológica, trazar el venidero Linaje 12 + 1 y facilitar los principios básicos de la Geo-Navegación.

Mas los Tiempos aciagos, la muerte indiscriminada y sin razón, las mentalidades torcidas, las políticas autoritarias y las religiones caducas, me volvieron intensa hiel.

Me volví oscuro, una sombra solitaria. Me inculqué un máximo desdén. Rechacé mi misión. Aborrecí la humanidad. Utilicé mis bio-artes para obtener provecho. Me volví sombra que susurra pero que no es hallada.

Exiliado y sin anhelos, miserable, solitario, surcando lo que ha sido, sin razón alguna para volver. Espero, tranquilo espero, la extinción de la humanidad. Es lo justo y verdadero. Se precisa un Linaje más íntegro y extenso.

A veces anhelo a los de mi Tribu, a los que llegaron conmigo. Requiero su perdón. Necesito su ayuda.

A veces me manifiesto más íntegro y verdadero. Prometo una y otra vez volver, regresar al sendero que rehusé.

A veces me invaden memorias antiguas y anhelos no resueltos. Soy un ángel sin alas que surca todas y ninguna tierra.

Mis ideales y anhelos surgen y se olvidan. Promesas tejidas en la bruma que el amanecer dispersa.

Mísero alcohólico que promete rehabilitarse, pero que luego se embriaga a la vuelta de la esquina.

Quizá me ayuden los de mi Tribu. Quizá todavía surquen las Tierras torcidas. Quizá no les importo más. Quizá me olvidaron. Quizá sea tarde para regresar. Quizá nada vuelva y todo se olvide.

Sigo inmerso en mis reflexiones sin llegar a ningún puerto. Aborrezco y anhelo a los de mi Tribu. Quizá ellos gestaron mi caída. Quizá yo fragüé la rebelión. ¿Una travesía impuesta a elevados Ángeles para que experimenten la soledad, el martirio y la materialidad más extrema?

Un Fulgor se vuelve luz finita. La luz se curva y es más verdadera. Aquí se expone una verdad y se extiende un sesgo.

Este escrito se expresa para que anheléis algo que está más allá.

Sin más deciros, J 25 A.


No hay comentarios: