Sitio señalado para expresar la voz de los Señores Antiguos, cuya sede se encuentra en Arica-Chile.

jueves, 15 de agosto de 2013

Más Allá de los Señores p. III

Arica – Chile                                                                                                                                                              26/06/13

Allá existe un axis, allá se expresa la Voz de antiguos Señores, allá aguarda el venidero Tiempo.

Axis existen más allá de las tierras, más allá de las verdades torcidas, más allá de los Tiempos gastados. Axis y Tierras que han sido, son y serán. Allá aguardan los Señores que jamás envejecen, aquellos que son Verdaderos.

Axis que se expresan en todos los aquí y en todos los ahora. Axis que existen en las Tierras de aquí y en las Tierras de allá. Axis que los vientos limitan y que las aguas tuercen. Axis que no se olvidan, axis que se recuerdan. Axis que desgarran a algunos y más, si el ego los traza. Axis que son voz de la Tierra, si la Tierra es evidente. Axis que almas secundan, que Sentencias expresan y que Señores aguardan.

A veces, la verdad es Sombra de algo más excelso. Algunas veces, un Señor se extiende en tierras gastadas o torcidas.

Ha menguado la lluvia, y la interminable alameda es sólo un trazo gris.

El sendero húmedo y gastado me devuelve un reflejo difuso. Sonrío, y prosigo mi melancólica travesía.

Algo aguarda en aquel lugar gastado. Algo me aguarda o quizá algo me anhela.

Cruzo el antiguo puente, y una voz lejana rasga mi alma. Allá, más allá aguarda un hombre y algo se extravía.

Me saluda, cordialmente, y luego dice:

«Habéis tardado, señor. La verdad aguarda, y el Tiempo es limitado. No, no preguntéis nada. Escuchadme solamente. Aguardad, y retened lo que os diga. Así mi misión será certera.

Antes que vuestra verdad se trazará, antes que esta existencia se torciera, antes que la senda del Exilio surcarais, otros Señores ya existían.

Señores que volverán en el Tiempo señalado. Regresarán para expresar otra verdad, otro valor y otra secuencia.

Sin embargo, antes que aquello acontezca, a vosotros aguardan, silenciosos, en las otras y vastas tierras. Son Alma, Vida y Sentencia de los innumerables axis. Allá lejanos, inmersos en el no Tiempo, instruyen, pacientemente, a todos aquellos que sirven a la Tierra.

He llegado, señor. Sé que me reconocéis. Hoy seré vuestra alma y Sentencia. Mi voz será la vuestra. Mi verdad será la vuestra. Mi alma será vuestro axis. Mi Sentencia será vuestra vida. Lo que ha estado separado, ya no lo estará. Seremos un múltiple Señor y una sola voz.»

Bajo la vista, y el sendero húmedo y gastado me devuelve otro reflejo.

Ahora soy aquel Señor. Señor que será mi axis y Sentencia, para expresar su Verdad en esta Tierra.

No existo, mas sí existo. No soy yo, mas sí lo soy. Soy limitado, mas no lo soy.

Algunas veces, seré aquel Señor y otras veces, no lo seré. Algunas veces, seré nadie; y otras veces, seré múltiple.

Prosigo mi travesía. La alameda aún es un trazo gris, pero distinta.

Todo es así, y algo más. Y aquel axis también a vosotros define.

Y otro Señor aguarda, y otro Señor se expresa. Algo de él en vosotros quedará. Y el S 4 evidente será, y aquellos que una vez se extraviaron volverán.

Sin más deciros, J 25 A.


No hay comentarios: