Sitio señalado para expresar la voz de los Señores Antiguos, cuya sede se encuentra en Arica-Chile.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Yggdrasil p. I

Arica – Chile                                                                                                                                                              17/03/12

Se advierte que los venideros eventos son expresión verdadera del Teseracto. Se advierte que aunque los senderos se expresen difusos y quizá torcidos, verdaderas son su sentencia y su esencia. Se advierte que si algunos de los vuestros se extravían, otros llegarán a vuestro auxilio.

Así se extienden leves líneas y senderos extensos en estas tierras, para evidenciar los designios del Teseracto.

Todavía quedan infinidad de eventos. Todavía no se han develado algunas verdades. Y todavía faltan algunos de los vuestros para terminar el sistema.

Algunos de vosotros habéis vuelto al ayer, para que los senderos sean los actuales. Así valores que no existieron ahora evidentes son, expresando lo que ya es. Sin embargo, todavía queda mucho que expresar en el ayer para salvar lo que vendrá.

El ayer que se evidencia no sólo es aquel que os expresa. Es también aquel ayer que expresa a otros que son vosotros.

Algunos de vosotros surcáis otras coexistencias y trazáis otras leyendas en otras tierras que quizá ya no existan.

Abandonaron esta existencia para surcar otras tierras que expresan valores distintos al 21:1. Sí, y vuestra es la verdad que alguna vez develasteis: otras tierras otros valores sistémicos expresan.

Algunas tierras son valor del 2:31, y se han olvidado sin más. Otras tierras son valor del 2:11, y en ellas ya no existe ningún alma y Sentencia valedera. Y en las menos, el 21:1 es evidente.

Así algunos de vosotros surcáis tierras que ya se olvidaron, que se olvidan o que se olvidarán. Así algunos de vosotros surcáis tierras donde sólo sentencias y almas prevalecen, y vuestra verdad se olvida. Así algunos de vosotros surcáis otras tierras con almas y sentencias expropiadas, para ser voz en extensa lejanía.

Y en todas aquellas extrañas y lejanas tierras un faro os indica el sendero. Aquel faro que oscura luz proyecta, y que extraviado aguarda más allá de Finis Terrae.

Y otra verdad se devela con respecto a estos extensos escritos. Algunos ya la han dilucidado. Sin embargo, la extensa mayoría permanece en las sombras de la ignorancia.

La verdad que estos escritos cuentan verdadera es. Y cuando un relato se expresa, la verdad es su Sentencia. Historia que quizá se haya escrito en esta u otra tierra, sea de diversas o disimiles coexistencias.

Y quizá algunos de estos escritos no sean enviados a vosotros, sino a otros que son vosotros de coexistencias y tierras diversas.

Y detrás de todo aquello, el Teseracto se expresa. Y detrás de Teseracto, vastos Señores son evidentes. Y si asimiláis estas frases o estas letras, descubriréis que algo susurra detrás. Veréis que aquellas grafías son Señores extensos que existen más allá del Teseracto.

Quizá descubráis que aquellas grafías son glifos de almas que surcan vuestra existencia.

Y mientras más verdades desentrañéis, más verdaderos seréis en las gastadas páginas de algún Libro Infinito.

Lo venidero os hará surcar tierras que quizá no existan. Tierras que tienen la virtud de existir por vuestro afán de servicio. Y si la verdad de esta tierra se develara, sabríais que no existe más y algo más.

Abstrusas verdades se extienden en este escrito, que explican y señalan lo que siempre se ha sabido. Sin embargo, el axis de esta verdad se encuentra en varios estratos bio-informáticos.

Y todavía quedan algunos de vosotros que surcáis senderos que aún no se han trazado. Son cual Gilgamesh que anhelan la verdad, la vida y la trascendencia.

Seguid, y descubrid que se oculta en Yggdrasil. Verdad que ni siquiera los dioses antiguos conocen. Verdad que susurra alguna melodía quizá por Orfeo compuesta, cuando el sentido de la existencia descubrió.

¿Y quién a Nausicäa salvará? Sólo vuestra alma responderá.

Seguid, aunque se desvanezca todo lo que exista. Seguid, aunque descubráis que todas vuestras verdades no son tales. Seguid, aunque esta tierra ya no exista en el alma del Universo.

Sin más deciros, J 25 A.

No hay comentarios: