Sitio señalado para expresar la voz de los Señores Antiguos, cuya sede se encuentra en Arica-Chile.

jueves, 23 de febrero de 2012

Melancolía p. II

Arica – Chile                                                                                                                                                              19/06/11

Del extremo del olvido, de antiguas tierras, de eras extraviadas, su voz regresa.

Trazan signos en la levedad y limitan valores, aquellos Señores que se olvidaron.

Y vuelven a este sistema para evidenciar el 21:1 y quizá el 2:31. Así es la Sentencia que expresan.

Verdad de todas aquellas tierras que el 21:1 expresaron. Almas que surcan los 32 senderos, y que trazan valores y versos en el Libro Infinito.

Serán vuestra voz, vuestra alma y vuestra Sentencia en los tiempos que vendrán.

Siempre han velado de vosotros, siempre vuestras vidas han trazado, y siempre vuestro exilio han negado.

A ningún lugar, tiempo y existencia pertenecen. Sin embargo, pertenecen a todo lugar, tiempo y existencia.

Adquieren el valor de su última existencia, para ser reconocidos por vosotros. Sin embargo, aquel valor no los limita ni determina.

Señores que se extravían más allá de Adhara, Señores que se extiende más allá de Aldebarán, Señores que trazan sombras difusas más allá de Andrómeda, Señores que agitan las aguas que existen más allá de vuestra Sentencia; y otros tantos Señores más.

Y los valores se vuelven Señores, y los Señores se vuelven Sentencias, para evidenciar el 21:1 y quizá el 2:31.

Y desde la lejanía regresan, y Sharos determina aquellas Sentencias.

Seguid con los eventos sistémicos, que serán extensos allá donde todas las almas y todas las Sentencias se extravían.

Y más allá de Finis Terrae un axis se devela. Axis que sólo ha sabido de gastadas leyendas y de antiguos Señores.

Allá donde todos los vientos y todas las tierras confluyen, allá donde líticas secuencias la existencia limitan, allá donde la oscura sangre se volvió extensa, vosotros iréis.

Iréis sin buscar nada, sin anhelar nada y entregando todo. Id los que debáis ir.

Y aquellos que vayan serán los que develen los axis venideros.

El Alicanto os señalará el sendero. Sendero que lleva a una extensión donde almas y dioses antiguos se expresaban, antes del tiempo de la sangre y espada.

Seguid y seguid, porque es vuestra verdad y sentencia.

Sin más deciros, J 25 A.

No hay comentarios: