Sitio señalado para expresar la voz de los Señores Antiguos, cuya sede se encuentra en Arica-Chile.

viernes, 21 de enero de 2011

Mare Nostrum p. II

Arica – Chile                                                                                                                                                              20/09/10

Antes del tiempo señalado, antes que vuestra voz surcara los extensos desiertos, antes de que se olvidara lo que se olvidó, otras historias se forjaron.

Relatos que hoy son leyendas y leyendas que son valor del 21:1. Y que ahora se recuerdan para que expreséis variables verdaderas en todos y en ningún lugar.

Antes de vosotros, antes del tiempo de los Olvidados, vastos Señores esta levedad surcaban. Son señores aunque al llamarlos así limitamos su verdad extrema.

Señores que surcaban tiempos y coexistencias, señores que se extendían por todas las tierras de vuestra tierra, señores de voz extensa y de leves palabras.

Antes del tiempo señalado, sólo existían vastas y leves aguas, senderos oscuros y sentencias vacías.

Y las leves y vastas aguas eran su vida y su extensión. Vida que es voz eterna y extensión que va más allá de Finis Terrae.

Seguían vías de verdad y senderos de sabiduría, y trazaban verdades en todas las tierras y en todas las aguas.

Sin embargo, las verdades se volvieron difusas y las aguas oscuras: era evidente el 21:1 y el fin de sus leyendas.

Así otras tierras surgieron y se olvidaron vastas aguas. Así otros y diversos Señores está levedad surcaron.

Señores que a vosotros vigilan, anhelando el venidero 21:1 y los 32 senderos.

Sin embargo, los otros Señores no se han olvidado. Todavía vibran en esta y en otras tierras. Todavía velan de vosotros y de los otros. Todavía sueñan leyendas y axis extraviados.

Todavía recuerdan cuando eran de arena, luz y agua. Todavía recuerdan cuando todo lo que existía era su sombra y la Sentencia, su alma. Todavía anhelan el regreso de su descendencia, aquella que se extravió cuando las eras se volvieron extrañas. Todavía no concluyen su verdad y no finalizan sus palabras.

Antes del tiempo señalado, sólo las aguas esta extensión limitaban. Antes del tiempo del olvido, sólo existían Señores cuya voz y alma eran de todas las aguas.

Así concluye el escrito y muchas dudas se despejan sobre la identidad y sustancia de aquellos Señores que conocisteis en Puerto Oscuro.

Puerto al cual volveréis cuando el tiempo sea el señalado y cuando vuestras almas recuerden.

Quillagua es el próximo evento. Analizad los escritos ya que claves en ellos encontrareis, y así vuestra misión será verdadera.

Id los que tengáis que ir. Allá donde se funden todos los desiertos y todas las palabras, un Señor aguarda. Señor que sabe de aquellos que reposan en y entre las aguas.

Sin más deciros, J 25 A.

No hay comentarios: