Sitio señalado para expresar la voz de los Señores Antiguos, cuya sede se encuentra en Arica-Chile.

sábado, 7 de agosto de 2010

Ucronía p. II

Arica – Chile                                                                                                                                                              19/04/09

Antiguos seguidores de los 3 + 4 senderos en extensas tinieblas se volvieron, y deambulan por tierras baldías desde milenios.

Vislumbraron las tierras de aquí y de allá; y la sed de sabiduría extrema, sin misericordia, los consumió.

Y se volvieron egoístas, fríos y estériles, como extenso desierto de Y-h’uiop, sometiendo a leves e ínfimos señores.

Anhelan la sabiduría extrema sólo por anhelarla, sólo por sentirse extensos. Anhelar es su razón de ser y es su extravío. Y desde milenios, surcan los oscuros mares o susurran en valles ocultos, anhelando, anhelando saber más que los Antiguos.

Han expropiado axis innumerables, han devastado tierras extensas, han derramado sangre a diestra y siniestra, sólo por su errado anhelo. Se hacen llamar los Kasi-yn, sin embargo, vuestra lengua los conoce como Los Milenarios.

Y a Ilo iréis a invocar una ucronía, a escribir una nueva leyenda y salvar el sendero de la extensa geo-metría, tal como se ha explicado en escritos pasados.

Axis que se extenderá desde los ayeres para evidenciar los mañanas, formando un bio-mecanismo más, el cual es el alma de una de vuestras Almas.

A Ilo iréis por esta y otras razones más, las cuales se develarán en el transcurrir del tiempo, íntimamente relacionadas con el Árbol de la Vida que susurra en los desiertos y mares olvidados.

Ilo es un arcano, más arcano que todos los trabajos que habéis realizado, pues está íntimamente relacionado a Señores de Otros Tiempos que os legaron una sabiduría inconmensurable. Sin embargo, no es el simple Ilo que veréis, sino el que existe más allá de las oscuras brumas y de los insondables mares. Un Ilo de eras olvidadas y de Señores Extintos, cuando otros fulgores titilaban en el firmamento.

Y le anuncio algo: ese Ilo ya lo conocéis pues ya estuvieron ahí…Uno o quizá varios discípulos de Los Milenarios fueron. Sin embargo, esa es otra historia que prontamente narraremos.

Preparaos entonces para la travesía, pero con decisión y no con vanas palabras. Pues si vanas palabras proferís la marca de ellos se hará evidente.

Sin más deciros, J 25 A.

No hay comentarios: