Sitio señalado para expresar la voz de los Señores Antiguos, cuya sede se encuentra en Arica-Chile.

domingo, 8 de agosto de 2010

Neo-Génesis p. II

Arica – Chile                                                                                                                                                              02/05/97

En su gran mayoría, los linajes humanos han perdido la conexión con los aspectos sagrados de la tierra, olvidando sus antiguos lazos y su perfecta común-unión. Es por esta razón que crónicas antiguas los han denominado Los Señores Sin Tierra. Ellos han rehusado unificarse a la Armonía Planetaria, y han forjado extensas áreas de concreto, asfixiando a la tierra que les da la vida.

Vosotros repugnáis a Los Hombres de la Tierra pues os hacen recordar aquel lazo destruido hace tiempo. Tanto deseáis olvidar, que habéis casi exterminado sus linajes y sus despojos esparcido a los cuatro vientos. Mas no sabéis que lo único que habéis hecho es volver el polvo –Los Hombres de la Tierra– al polvo –a la Tierra.

Los pocos que han sobrevivido los habéis recluido en reservaciones, resguardándolos de vosotros. Mas ellos son los Señores de la Tierra, y retornarán con nuevas vestiduras a recobrar lo que les pertenece por derecho de conciencia, recobrar su legítima heredad erigida sobre la tierra (1). Sus pies nuevamente descansarán sobre tierra sagrada, sobre aquella tierra que les da la vida.

Al maltratarlos, maltratáis a su progenitora –La Tierra–; al exterminarlos, lo único sagrado que en vosotros queda, irremediablemente muere.

Ellos son lo que verdaderamente debéis ser. Haceos Señores de la Tierra. Retornad al sendero que os fue trazado hace milenios. Abandonad aquellas urbes de concreto. Retornad a la tierra de vuestros Antepasados. Transformad este mundo en una Aldea Global, donde todos los linajes puedan verdaderamente convivir en paz. Así vuestro mundo será la verdadera Tierra Sin Fronteras que siempre se ha enunciado. ¿Podrán Los Señores Sin Tierra recuperar la inocencia perdida?

Os preguntaréis por qué este discurso, pues por la sencilla razón que ningún Señor Sin Tierra es capaz de realizar la magna obra de enlazar los mundos coexistentes. Nadie que no ame la tierra que le dio la vida, es digno misionero y como un extraño será recibido por Los Vigilantes.

La nueva raza será íntegramente conformada por Señores de la Tierra; y los antiguos monumentos serán su refugio y sustento.

Los complejos activos multisectoriales engloban las vastas reservas biológicas, donde se instalarán los nuevos santuarios, y serán en milenios próximos –cuando el linaje humano haya transcendido algunos márgenes de relatividades– las envolturas experienciales de la exteriorización de los mundos internos.

En ese ciclo el linaje humano ya no existirá, y su esencia se habrá esparcido por todos los ámbitos de la manifestación cósmica. Mas éste es otro capítulo del Libro Infinito.

Sin más deciros, J 25.

(1) No nos referimos en este escrito al sentido de posesión de los estratos terrenos, sino a la correcta fusión con los aspectos esenciales de la conciencia planetaria, siendo simples transductores de la energía crística en todos los niveles.

J 25     02/05/97

No hay comentarios: